Contratar un seguro de vida. Cuándo y por qué

Medicorasse

21 sep. 2020

En el último artículo te explicábamos la importancia de contar con un seguro de vida por la seguridad y tranquilidad que te aporta. Pero ¿has pensado cuál es el momento más adecuado para contratarlo?

Normalmente nos decidimos a contratar un seguro de vida en los momentos decisivos en nuestra vida en los cuales adquirimos un compromiso importante (como la compra de una nueva vivienda, la ampliación de la familia o el inicio de un nuevo proyecto) porque el seguro de vida nos protege en caso de imprevistos.

Si estás planteándote contratar un seguro de vida, además de informarte sobre las principales coberturas y características para saber qué seguro se adapta mejor a tus necesidades actuales y futuras, tienes que pensar si te encuentras en uno de estos momentos clave:

 

Si te compras una vivienda:

Una gran inversión requiere un seguro que te permita protegerla. Al contratar tu hipoteca necesitas un seguro de vida para cubrir el capital que esté pendiente de amortizar ante cualquier imprevisto. Recuerda que es importante comparar entre la opción que te ofrece el banco y los productos de compañías aseguradoras, puesto que no es obligatorio contratar el seguro de vida para hipoteca con tu banco. Tienes que estudiar las diferentes opciones y elegir la compañía que mejores coberturas y beneficios te ofrezca.

 

Si aumentas la familia o cambia tu estado familiar:

Los seguros de vida proporcionan seguridad económica a las personas que dependen económicamente de nuestros ingresos en caso de defunción o invalidez.

 

Si quieres asegurar el futuro de los hijos o pareja:

Los hijos siempre nos preocupan y es una de las razones por las cuales suele contratarse un seguro de vida. La indemnización del seguro después de la defunción del progenitor puede garantizar el nivel de ingresos de la familia y cubrir las deudas pendientes. También hay algunas modalidades que garantizan la continuidad de sus estudios porque los menores no tengan que abandonar lo centro en el que están matriculados por no poder hacer frente a los pagos.

 

Si quieres emprender tu propio proyecto:

Montar tu propia empresa no es nada fácil. A pesar de que a partir de ahora serás tu propio jefe y estarás al mando de este proyecto que tanto habías soñado, el seguro de vida acontece un imprescindible que debes tener presente para garantizar tu estabilidad y seguridad económica.

 

Si has contratado un crédito:

Ya sea por un capricho o una necesidad, disfrútalo asegurando tu compromiso financiero contratando tu seguro de vida para proteger a tu familia frente a este pago, asegurando el capital que tú necesites, sin límites.

 

Por prevención:

El seguro de vida es una herramienta de prevención pues ofrece la posibilidad de contratar garantías de invalidez o incapacidad profesional. Estas garantías te dan cobertura en caso de deudas y te protegen ante la bajada de ingresos en caso de no poder ejercer tu actividad.

Como puedes comprobar, son múltiples las razones que hacen necesaria la contratación de un seguro de vida: tanto si te compras una vivienda, como si emprendes un nuevo proyecto, si cambia tu estado familiar o por tu prevención y la seguridad de tu familia.

Antes de contratar un seguro de vida es importante que valores tus necesidades y, en caso de ya tener uno, revisar que el capital contratado cubra tus riesgos.

 

En Medicorasse tenemos más de 25 años de experiencia y contamos con un equipo altamente especializado que te asesorará y te guiará para contratar el seguro que se adapte más bien a tus necesidades. En caso de que estés interesado en recibir más información de forma gratuita y sin ningún compromiso, te invitamos a rellenar el siguiente formulario y un asesor especialista te contactará.

 

 

Medicorasse, Correduría de Seguros del CMB, SAU. NIF A-59498220. DGSFP, clave J0928. Póliza de responsabilidad civil y capacidad financiera de acuerdo con el RDL 3/2020 de 4 de febrero (en adelante RDL 3/2020) que transpone la Directiva (UE) 2016/97 sobre la distribución de seguros.