¿Para qué sirven los seguros de protección familiar?

Medicorasse

16 dic. 2019

Los seguros de protección familiar ayudan a protegerte a tú y a tus seres queridos ante el impacto económico que supone cualquier imprevisto para la persona que sustenta a la familia. Dentro de estos tipos de seguros, se encuentran:

 

Seguros de vida

Son una herramienta de previsión y planificación financiera: en caso de defunción, incapacidad o invalidez permanente, los ingresos familiares se ven menguados. La contratación de un seguro de vida te protege económicamente, puesto que te aporta unos ingresos para hacer frente a los gastos y cubre a la familia ante deudas pendientes contraídas (hipoteca, coche, créditos...).

Además de protegerte en caso de muerte, el seguro de vida también te puede proteger en caso de que, por desgracia, sufras un accidente o una dolencia que limite permanentemente tus capacidades laborales o profesionales, y algunas contemplan el adelanto del capital asegurado en caso de diagnóstico de una dolencia grave.

 

Seguro de accidentes personales

Según el Artículo 100 de la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de seguro, se entiende por accidente, la lesión corporal que deriva de una causa violenta repentina, externa y ajena a la intencionalidad del asegurado, que produzca invalidez temporal o permanente o defunción. Los seguros de accidentes cubren los daños corporales que sufra un asegurado como consecuencia de un accidente, ya sea en su vida privada o desarrollando su actividad profesional, y por tanto protegen el futuro bienestar de la familia si no pudiera continuar ocupándose de ellos. El objetivo de esta protección, es que la familia no se vea afectada por la pérdida de ingresos o por un posible aumento de gastos en el supuesto de que no pudiera continuar cuidando de ellos, después de sufrir una eventualidad o accidente.

Estos seguros también pueden cubrir una invalidez parcial según un baremo fijado en el contrato.

 

Seguros de dependencia

La dependencia es el estado de falta o pérdida de autonomía física, psíquica, intelectual o sensorial por razones derivadas de la edad, la dolencia o la discapacidad, y que necesitan la atención otras personas o ayudas importantes para realizar las actividades básicas de la vida diaria. La persona dependiente necesita de la atención de un familiar o de una persona externa contratada. Este último caso implica un gasto económico importante, bien por la contratación de una persona que se haga cargo o por el coste del ingreso en una residencia. El seguro de dependencia permite percibir una indemnización económica en forma de renta mensual vitalicia en caso de que la persona acontezca dependiente en un futuro.

 

Seguros de baja laboral

Cuando se trabaja por cuenta propia, una baja laboral supone una disminución de ingresos y, en consecuencia, puede comportar un desequilibrio económico. Una solución para completar los ingresos son las coberturas aseguradoras adicionales. El seguro de baja laboral proporciona tranquilidad y estabilidad económica si se tiene que interrumpir temporalmente la actividad laboral o profesional a causa de una dolencia o accidente acontecido durante el desarrollo de la profesión o en la vida privada. El objetivo es compensar en todo momento la disminución de ingresos o el incremento de gastos derivados de no poder trabajar.

 

Antes de contratar un seguro es importante que valores tus necesidades. En Medicorasse tenemos más de 25 años de experiencia y contamos con un equipo altamente especializado que te asesorará y te guiará para contratar el seguro que se adapte más bien a tus necesidades. En caso de que estés interesado en recibir más información de forma gratuita y sin ningún compromiso, te invitamos are llenar el siguiente formulario y un asesor especialista te contactará.

 

MEDICORASSE, Correduría de Seguros del C.M.B, SAU. NIF A-59498220. DGSFP, clave J-928. Póliza de responsabilidad civil y capacidad financiera de acuerdo con la Ley 26/2006, de 17 de julio.