Seguro de dependencia

Medicorasse te habla sobre la dependencia: qué es, qué supone y cómo la podemos afrontar económicamente.

14 mar. 2018

La Ley de Dependencia la define como aquel estado de carácter permanente en que se encuentran las personas que, por razones derivadas de la edad, la enfermedad o la discapacidad, y ligadas a la falta o la pérdida de autonomía física, psíquica, intelectual o sensorial, precisan de la atención de otras personas o ayudas importantes para realizar las actividades básicas de la vida diaria o, en el caso de las personas con discapacidad intelectual, de otras ayudas para la autonomía personal.

Para poner solución a esta falta de autonomía, es necesaria la atención y la ayuda de terceras personas de forma continuada, ya sea de la pareja, de un familiar o de una persona externa contratada. Este último caso -que cada vez será más habitual- implica un gasto económico importante, bien por la contratación de una persona que se haga cargo o por el coste del ingreso en una residencia. Desgraciadamente las ayudas públicas para hacer frente a esta situación son muy inferiores a los costes que la misma conlleva, lo que supone una barrera económica para mucha gente.

¿Cómo podemos afrontar la dependencia y los costes derivados?

Ante la necesidad de mantener una buena calidad de vida en caso de dependencia, Medicorasse Correduría de Seguros intenta dar respuesta a esta realidad asesorando al cliente y buscando entre las compañías del mercado el seguro de dependencia que mejor se adapte a las características y necesidades del cliente, y que ayude a afrontar la situación con el objetivo de:

  • Facilitar a los dependientes el acceso a servicios de calidad.
  • Contribuir a la autonomía de los dependientes reduciendo la dedicación de las personas del entorno familiar.
  • Evitar que el coste de la situación obligue a liquidar el patrimonio personal o una parte de él.

 

El seguro de dependencia permite, por el coste de una prima competitiva -que dependerá de la edad del asegurado en la fecha de la contratación y de la renta que quiera asegurar-, percibir una indemnización económica en forma de renta mensual vitalicia en caso de que la persona sea dependiente en un futuro. Estas rentas se pueden contratar en módulos de 500 €.

A la hora de contratar un seguro de dependencia es recomendable que este se base en unas primas niveladas, que no incrementen en el tiempo por la edad, para garantizar poder mantenerla en un futuro.

Cabe destacar, además, que las primas pagadas al seguro de dependencia son deducibles fiscalmente: se reducen de la base imponible con los límites anuales establecidos.

Ejemplo:

Una doctora de 50 años se quiere proteger ante una posible situación de dependencia. Calcula que, en caso de volverse persona dependiente, necesitaría unos ingresos mensuales adicionales entorno a los 1.000 € para sufragar el coste de una persona que la atienda en su domicilio o pagar los gastos de una residencia.
Para hacer frente a esta situación decide contratar un seguro de dependencia por el que paga 41,68 € al mes y por el que recibirá 1.000 € mensuales vitalicios en caso de que se le reconozca una gran dependencia*.

En Medicorasse, como especialistas en el sector asegurador con más de 25 años de experiencia, ponemos a tu disposición asesores personales expertos que harán una evaluación gratuita de tus necesidades aseguradoras, mediante un estudio individualizado, con el objetivo de identificar los riesgos a los que puedes estar sometido y ofrecerte un plan óptimo de protección integral.

Puedes solicitar más información sin compromisorellenando el siguiente siguiente formulario.



(*) De acuerdo con la definición del seguro contratado